Reika-sama c213

Capítulo 213

Estoy cansada…

Kaburagi estaba mucho peor de lo que esperaba, sinceramente me encontraba en mi límite. Luego de eso, incluso después de que regresáramos al salón de Pivoine, Kaburagi siguió contándome sobre sus confesiones idóneas.

Era como un pozo sin fondo de ideas inútiles.

Claro está, nunca mencionó el nombre de Wakaba-chan, aun así, todas sus ideas era innecesariamente pomposas e irrealistas. Esto no funcionará.

Al final concluí que debía de postergar la confesión por ahora. Primero tenía que enseñarle un poco de sentido común al idiota.

Uwah, me espera un largo camino por delante…

—Kisshouin-san, ¿es verdad que ahora eres la estratega de Masaya?

—¡¿Uuuh?!

Ya que nos encontrábamos en público por el momento, y estaba más que un poco harta de él, le comenté a Kaburagi que pensara primero que le gustaría decir en su confesión.

Tras darle su tarea, lo ahuyenté y me serví un poco de té. Por desgracia, ahora era Enjou quien vino sonriendo a molestarme.

—¿De qué diantres hablas?

—¿Eh? Me lo dijo Masaya. Aparentemente te contrató como su estratega.

¡¿Qué mierda?! ¡Eso no me convertiría en su subordinada entonces! ¡Jamás había escuchado de un discípulo tan arrogante!

—Esa posición parece demasiada importante para alguien como yo. Tú eres el mejor amigo de Kaburagi-sama. Ese rol solo se te puede confiar a ti.

—Oh no, jamás me atrevería… —dijo mientras me despachaba con un gesto de su mano.

Umph. Eso no era algo que quisiera escuchar de un integrante de la aldea Felices por Siempre como tú. Tienes mucha experiencia. ¿No podrías usarla para darle consejos?

—¿Sabes sobre qué tema estoy aconsejando a Kaburagi-sama? —pregunté.

—Sí, más o menos —respondió mirando en dirección de Kaburagi.

El chico en cuestión estaba sentado con las piernas cruzadas cerca de la ventana, leyendo en silencio un libro.

Estaba cien por ciento segura de que era otra antología de poemas de amor. Ya puedo verlo enviándome citas extrañas a mi teléfono…

Mientras pensaba eso, escuché suspiros de amor por aquí y por allá. Solo reaccionaban de esa forma porque no conocían el gran perdedor que era por dentro.

—En ese caso —proseguí—, ¿no tendría aún más sentido que tú lo aconsejaras?

—¿Por qué dices eso?

¡Porque tienes una maldita novia!

Para empezar, ni siquiera era cercana a Kaburagi. ¿No debería considerar a Enjou para ese rol antes de pensar en ?

Ah, espera.

Supongo que fue culpa de Iwamuro-kun y Presi…

—Creo que la opinión de una chica sería más útil que la mía —dijo con una sonrisa radiante—. Kisshouin-san, dejo a Masaya en tus manos.

DAILY DAYS NOVELS

Aun cuando tenía una urna en mi frente, ¿por qué este año estaba lleno de problemas?

Aaah~

Qué molestia.

Mientras ponderaba eso en un sábado particularmente ocioso, de súbito recibí un mensaje de mi amiga y compañera Pivoine, Fuyuko-sama.

«¿Nos podríamos reunir para charlar? Sería encantador si tuviéramos la oportunidad de conocernos mejor, Reika-sama»

Como estaba tan feliz de tener la oportunidad de reunirme con una amiga fuera de la escuela, accedí sin pensarlo dos veces.

Fuyuko-sama siempre ha estado en mi grupo de amigas. Además, también era una integrante de Pivoine como yo. A pesar de todo eso, nunca habíamos tenido realmente la oportunidad de conocernos bien. Supongo que se debía a que nos encontrábamos en frecuencias diferentes. Ella transmitía esa atmósfera de un noble antiguo a la perfección.

¡Puede que hoy sea mi oportunidad!

Después de todo, me estaba invitando a salir en un fin de semana.

¡¿Y si estoy a punto de hacer una nueva amiga?!

Arribé a nuestro lugar de reunión llena de anticipación, el salón bar de un hotel. No tardé mucho en verla, así como a una mujer mayor que no conocía sentada junto a ella.

¿Eh? ¿Será su hermana mayor?

Me dirigí hacia ellas.

—Fuyuko-sama.

—¡Reika-sama! —respondió—. ¡Muchas gracias por venir! ¡Por favor toma asiento!

—Cielos, gracias —Me senté frente a las dos y ordené un té herbal—. Uum, entonces, queríamos hablar de algo hoy…

—¡Ah, desde luego! Verás, realmente deseaba tener una oportunidad de hablar contigo.

Ya veo…

Quiero decir, estaba feliz de oír eso, pero, de ser así, ¿qué hacía esa mujer extraña aquí?

La miré con más detenimiento. Llevaba puesto un traje y parecía tener unos veinticinco años, pero no estaba maquillada y lucía como una mujer común y corriente.

Por lo menos no se veía como si estuviera emparentada con Fuyuko-sama. En serio, ¿quién era ella?

Comenzaba a arrepentirme un poco de haber venido aquí.

—He notado últimamente que te ves un poco cansada. Y no he podido dejar de pensar en ello —dijo.

—Aaah, entiendo.

—Dime, Reika-sama, ¿hay algo que te esté molestando? —preguntó.

—¿Molestándome?… No lo llamaría de esa forma, no…

—Santo cielo, ¿acaso no has tenido muchos problemas con Kaburagi-sama y esa chica plebeya? También has estado hablando con él en el salón de Pivoine. Muchas chicas te envidian, pero yo no. Desde mi punto de vista, nunca te ves feliz hablando con él.

—Entiendo… —Por lo general era muy tranquila, por eso me pareció extraño verla tan animada—. Uum, de cualquier modo, ¿puedo preguntar quién es esta señorita?…

—¡Oh, desde luego! ¡Ella es Lady Riurena! ¡Una gran healer!

¿Uh? ¿Jiler? ¿Qué es una jiler? ¿De línea? Miré su traje. ¿Será la versión abreviada de juez de línea?

Healer, está en inglés, se refiere a una persona con la habilidad de calmar y curar. ¡Pueden usar sus poderes para sanar el cuerpo y alma!

—Encantada de conocerte, soy la Healer Riurena.

Volví a observarla. Esta mujer, que no parecía tener ni una gota de sangre extranjera en ella, aparentemente se llamaba Riurena.

—Ese es un nombre muy inusual…

—Es mi nombre como Healer. Me fue conferido por la Virtud de la Segunda Esfera cuando me ordenaron sanar y guiar a las personas.

—Aaah…

Me entregó una tarjeta de presentación color violeta.

“Bendecida por la Virtud. La mejor Healer. Ryu-Rei-A (Amor del espíritu Dragón)”.

Por lo visto su nombre se suponía que estaba en japonés.

—Lady Riurena salvó mi corazón durante un momento difícil de mi vida. Desde entonces, he sido guiada por sus enseñanzas —declaró Fuyuko-sama.

—Ah, disculpe —Llamé a una mesera que estaba cerca—. Me gustaría ordenar su especial del día, la degustación de tres pasteles.

Había algo muy atractivo en el concepto de probar tres pequeños pasteles diferentes.

—Y estos días parecías pasar por un mal momento, Reika-sama, por eso moría por presentarte a Lady Riurena.

Umm~

Escuché por un tiempo su explicación confusa, pero ya que nunca mostré mucho interés, eventualmente la gran healer me fulminó con la mirada.

—Has sido poseída por el espíritu de un zorro —concluyó Riurena.

—¡Oh cielos! ¡Eso es horrible, Reika-sama! —exclamó Fuyuko-sama.

—Entiendo… —respondí sin emoción.

Así que por fin estamos aquí. Conque un zorro, ¿eh? Siendo honesta, a estas alturas ya no me importaba.

—A menos que lo exorcicemos de inmediato, tu futuro estará repleto de malos augurios y una mayor desgracia —advirtió Riurena de manera inquietante.

—Eso no será necesario —dije sin miramientos—. Después de todo, el espíritu que me plaga no es un zorro, sino un Tanuki.

—¿Uh?

—La maldición que me aflige es la maldición del cachorro Tanuki. Se trata de una terrible maldición que tanufica tu estomago en cuanto bajas la guardia. Lo peor de todo es que está maldición no se puede romper.

—Reika-sama, ¿de qué estás hablando?…

—Aun así, me he encariñado con este Tanuki y estoy preparada para tenerlo conmigo de por vida. Quizá sea molesto, pero es bastante lindo una vez que te acostumbras. Por esa razón, debo rechazar tu exorcismo. Los malos augurios serán destruidos, las desgracias conquistadas, nada impedirá mi camino —Tras haber terminado de comer mis pasteles y el té herbal, me despedí con mucha confianza—. Si me disculpan, gokigen’yoh.

Y sin perder tiempo, me marché de ahí.

Creía que Fuyuko-sama era una persona que vivía en otro mundo, imperturbable por nuestros problemas mundanos, pero resultó que en realidad vivía en ese otro tipo de mundo…

Cielos…

Cuando regresé a casa, el malvado espíritu Tanuki estaba esperándome con tartas de frutas de temporada para maldecirme.

¡Aaaagh! ¡No dejaré que me lleves al lado oscuro!

DAILY DAYS NOVELS

DAILY DAYS NOVELS

<< Anterior| Indice | Siguiente >>

Reika, quizá el método no fue el correcto, pero Fuyuko-sama se preocupa por ti y te conoce lo bastante para saber que odias a Kaburagi, es una buena amiga uwu Por otro lado, me encantó como enfrentó a esa charlatana, decir que su maldición era de un Tanuki en lugar de un zorro, nadie se esperaba eso. Aunque personalmente creo que un zorro (Enjou) también está maldiciendo su vida amorosa.

PD: Nuevo verbo «Tanuficar» acción y efecto de convertirse lentamente en un Tanuki. Ejemplo: Reika está siendo tanuficada por su padre XD

11 comentarios sobre “Reika-sama c213

  1. Hm… sigo pensado que al Kaburagi tendría que quitarle todo (los padres) y que lo hagan vivir con dinero fijo, para que aprenda (a las malas) que no todo se resuelve con dinero. A leguas se ve que el, piensa que puede ganarse todo con dinero (y en casos muy concretos, funciona) y lo único que hace es dar vergüenza ajena… (En realidad, tengo otro pensamiento… pero es más extremo)

    Enjou diciendo: A mi no me metas ese lunático, mejor que se quede contigo y me río a lo lejos. xD

    No es por nada… pero ya quiero mi beso. (?) Se que falta mucho, pero, ¿y el beso? ¿donde está mi beso? (???) xD

    Gracias por el capítulo~

    Me gusta

    1. Definitivamente a Kaburagi le falta entender realmente como es el mundo sin sus millones: usar transporte público, hacer filas para conseguir cosas, vivir al día y todo ese tipo de experiencias que le ayudarían a ser más empático y salir de su burbuja.

      No sé si sea por la interferencia de Reika, pero este Enjou no se ve que sea un amigo tan íntimo como el Enjou del manga. Se nota que hay momento donde quiere distanciarse de Kaburagi o como en estos casos donde prefiere vivir relajadamente y dejarle el problema a Reika XD

      Me gusta

      1. Confirmo, el tipo no sabe ni como ir a comer a un restaurante de comida rápida, o comprar en el supermercado, tipo todo privilegiado, así nunca conquistadas el corazón de wakaba-chan

        Me gusta

  2. Hoy de nuevo somos maldecidas por el tanuki, que me regalo una caja de dulces para tanuficarme

    Me siento muy cansada por reika, la pobre tiene mucho trabajo y yo de vacaciones

    Me gusta

    1. La maldición del Tanuki es la peor de todas, está activa las 24/7 y hay ciertos momentos del año donde su poder aumenta, como en Navidad y Año Nuevo.

      Reika y yo necesitamos vacaciones rodeadas de lujos XD

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s