Reika-sama c132

Capítulo 132

Las vacaciones de verano están justo a la vuelta de la esquina. El año pasado me divertí mucho cuando fui a Karuizawa con Serika-chan y las demás. Me pregunto si alguien también querrá salir este año.

Tenía mucha esperanza cuando les pregunté, pero las respuestas no fueron buenas. Nuestras agendas no coincidían, yo incluida. Debido a eso simplemente no encontramos un día. Qué lástima. Ni siquiera teníamos que pasar la noche en algún sitio. Habría estado contenta con solo reunirnos y salir a un sitio a jugar. Vamos, chicas~

Seguir leyendo “Reika-sama c132”

Reika-sama c131

Capítulo 131

Poco después de eso, Mao-chan y Yuuri-kun se reconciliaron. Actualmente ya habían regresado a su comportamiento amoroso. Qué envidia. Espero que pasen toda su vida lejos de la aldea Forever Alone.

Gracias a que compartíamos un enemigo y problema en común, la relación entre Mao-chan y yo se profundizó rápidamente.

—¡Ya no saldré a comer con Haruto-niisama! —declaró Mao-chan. Comparto ese sentimiento. Sin mencionar que no debe ser una situación agradable para Erika-san—. Además —prosiguió—, si tanto le gusta a Haruto-niisama ir a restaurantes, entonces que invite a Erika-san. Es su novia a fin de cuentas, así que ella debería ir. Y luego, solo tendremos que esperar a que suba de peso… ¡Mua ja ja ja ja!

Seguir leyendo “Reika-sama c131”

Reika-sama c130

Capítulo 130

Parece que me dejé llevar por un momento…

Qué miedo. Espero que eso no haya sido una posesión. Gracias a Dios recuperé la cordura antes de entrar a fondo al mundo de los onmyou y la magia negra.

DAILY DAYS NOVELS

Pues bien. Si quería afrontar la realidad, entonces necesitaba un buen asesor. Cuando salí de mi habitación, por alguna razón Otousama estaba de pie justo afuera de mi puerta en completo silencio. ¡Qué miedo! Qué trataba de conseguir al pararse frente a la habitación de su hija de esta forma.

—¿Necesitas algo, Otousama?

Seguir leyendo “Reika-sama c130”

Reika-sama c129

Capítulo 129

—Ella fue mi compañera de clases en la universidad. Se llama Yumiyama Erika-san.

—Hola.

Sonriendo junto a Ichinokura-san, Yumiyama Erika-san era tan delgada como una modelo. En realidad, no era “como”. La he visto en revistas de moda antes. Ella literalmente era una modelo.

—¿Qué pedirás, Erika?

—Creo que solo una ensalada. Próximamente tendré una sesión fotográfica.

Seguir leyendo “Reika-sama c129”

Reika-sama c128

Capítulo 128

Estaba estudiando para mis exámenes de finales de periodo por la noche cuando de repente me dio un poco de hambre. Así que comencé a comer unos bocadillos de chocolate hechos por una compañía nombrada en honor a la dinastía de la Reina Rococó[1]. Crujientes y deliciosos. También eran ligeros, así que no podía dejar de comerlos. Tampoco me saltaba la cena ni otra comida de ese tipo.

En realidad, últimamente he tenido mis sospechas que lo que sea que controla el nivel de saciedad dentro de mi cerebro se ha vuelto loco… Creo que es muy probable que mi estómago se ha vuelto más grande después de todas esas comidas con Ichinokura-san…

Seguir leyendo “Reika-sama c128”

Reika-sama c127

Capítulo 127: ~ El chico de los recados del club de manualidades~

Debido a la influencia de mi abuela me han gustado las manualidades desde que era niño. Siempre que se acercaba el invierno, comenzaba a tejer con ella. Cualquier cosa sencilla de hacer, yo la tejía. Cada vez que terminaba algo se lo mostraba a todos y cuando elogiaban mi trabajo, me sentía muy feliz.

Lo que más me gusta es bordar. Crear un diseño complejo con nada más que hilo requiere de mucho trabajo duro. No hay palabras para describir lo satisfacción que siento cuando lo completo.

Seguir leyendo “Reika-sama c127”

Reika-sama c126

Capítulo 126

Continúe saliendo a comer con Ichinokura-san y Mao-chan cada semana.

Ichinokura-san parece que realmente ama la comida. El otro día cuando le comenté que me gustaría un poco de xiaolongbao[1], me dijo:

—Yo conozco cuál es el mejor lugar. Te llevaré allí.

Por lo visto lo decía en serio, porque ese mismo fin de semana terminamos en Taiwán.

Seguir leyendo “Reika-sama c126”

Reika-sama c125

Capítulo 125

Enjou me contó que Yukino-kun había sido dado de alta, así que de inmediato fui al salón de Petite Pivoine para visitarlo.

—¡Bienvenido, Yukino-kun!

—¡Reika-oneesan!

Me recibió con la sonrisa de un ángel pero noté que estaba un poco más delgado a la última vez que lo vi. Quizá no se había recuperado por completo. ¿Está bien que venga a la escuela así?

Seguir leyendo “Reika-sama c125”

Reika-sama c124

Capítulo 124

Creo que Wakaba-chan leyó mi carta. Cuando estaba caminando por el pasillo, se hizo a un lado y se inclinó en una reverencia.

Personalmente no me gustaba la idea de que ella me hiciera una reverencia, pero eso demostraba que estaba dispuesta a aceptar los deseos de la Presidenta. Ojalá esto haga las cosas más fáciles para ella.

Seguir leyendo “Reika-sama c124”

Reika-sama c123

Nota: en Japón hay una creencia popular relacionada con los edificios de madera. Cuando un árbol es talado y usado como un pilar de madera, si es colocado boca abajo a diferencia de su posición en vida, producirá ruidos extraños por la noche, traerá mala suerte a la casa o incluso traerá desastres.

En un giro del folclor popular se encuentran los pilares estampados de la puerta de Youmeimon en el templo Nikkou Toushougon. Uno de dichos pilares tiene los patrones inversos, se dice que esto fue hecho de manera deliberada como una forma de alejar una calamidad que según una profecía ocurriría tras la culminación del templo.


Capítulo 123

Desperté temprano la mañana siguiente y fui a la escuela una hora antes.

Luego de recorrer el pasillo vacío eché un vistazo al salón de clases de Wakaba-chan. Bien. Todavía nadie llega aquí.

Ya había revisado de antemano cuál era el escritorio de Wakaba-chan. Todo lo que hacía falta ahora era ocultar mi carta adentro. Luego, ¡salí corriendo del aula antes de que alguien me atrapara!

Seguir leyendo “Reika-sama c123”