Reika-sama c212

Capítulo 212

Aunque el viaje escolar me tenía ocupada como la presidenta de la clase, tampoco ignoraba mis obligaciones con el club de manualidades.

Estábamos en la época donde los nuevos estudiantes empezaban a visitar los clubs de manera seria. El año pasado apenas me había convertido en una miembro oficial, así que puede que haya exagerado un poco. Sin embargo, como la Presidenta, este año mostraré control para asegurar tantos integrantes nuevos como sea posible.

¡Necesitamos más chicos como Minami-kun!

Sentadas ahí, charlamos relajadamente al respecto mientras tejíamos.

Este lugar era muy reconfortante~

Sería estupendo solo tener que charlar y tejer sin preocuparme por los problemas que me atañen nunca más~

El mundo de los seres humanos se encontraba repleto de complicaciones.

Wakaba-chan y Kaburagi ya no tenían excusa para verse en la misma clase. Sin embargo, en tercer año tenemos más opcionales, razón por la cual compartían unas cuantas clases juntos.

Aun así, el hecho de que estuvieran separados en primer lugar fue, cito: «¡Decepcionante al extremo!». Por consiguiente, a fin de compensarlo usaría el trabajo escolar como excusa para hablar con ella cada vez que pudiera, ya sea antes o después de clases.

Wakaba-chan siendo Wakaba-chan estaba más que feliz por la oportunidad de compartir la carga del trabajo escolar y, al menos de manera superficial, su relación parecía ir sin problemas.

Había esperado que las vacaciones de primavera fueran suficiente para calmar los rumores y hostilidad hacia Wakaba-chan; sin embargo, considerando la forma en que Kaburagi estaba actuando, no creo que los celos vayan a desaparecer en el futuro cercano.

Incluso consideraba decirle que se comportara y dejara de hablar con ella. De verdad necesitaba reflexionar cómo su actitud estaba afectándola. Pero ya se encontraban en clases distintas. Además, Wakaba-chan siempre estaba ocupada después de clases con el Consejo Estudiantil y no era fácil para él encontrar una excusa para verla los fines de semana.

Tomando todo eso en cuenta, los periodos entre clases era una de sus pocas oportunidades de verla. Se estaba conteniendo tanto como cualquier chico enamorado podría.

Y mentiría si dijera que no lo entendía…

Un chico normal jamás tendría que preocuparse de la opinión de los demás sobre la persona de quien estaba enamorado. Lo mucho que hablaba con ella o qué tanto tiempo pasaba con ella era su problema, y de nadie más.

Kaburagi ya se encontraba limitado en ese sentido. Si le dijera: «Deberías rendirte de una vez», sería muy cruel.

Era un idiota, desde luego, pero sus sentimientos hacia ella eran sinceros.

Otro tema que las vacaciones de primavera no ayudaron a olvidar fueron los rumores alrededor de Enjou.

El nuevo año comenzó rampante con rumores de la fiesta de Kaburagi para contemplar los cerezos, ahí Enjou y Yuiko-san fueron vistos agarrados de los brazos de manera íntima.

Lo más probable era que lo divulgaran los pocos estudiantes de Suiran que habían sido invitados. Enjou disipaba cualquier pregunta diciendo «Solo es una pariente», pero era difícil de verlos como otra cosa que no fuera una pareja íntima.

No daban la impresión de ser una familia en lo absoluto, ¿verdad?

Razón por la cual a mí también me preguntaban mucho al respecto.

«¿Es cierto que Enjou-sama estaba abrazando a una chica hermosa?»

«¿Es cierto que era la misma chica que vino al Festival Cultural?»

Todo lo que podía decir en respuesta era un inofensivo: «Sí lo vi junto a una chica, pero en realidad no sé mucho más».

De cualquier modo, no iban a conseguir nada si esperaban información jugosa de mí~-

«Reika-sama, ¿podrías preguntarle a Enjou-sama qué siente sobre esa chica?»

¡Ya quisieras!

Como sea, Suiran estaba vibrando con rumores sobre Kaburagi y Enjou. Nada había cambiado.

Acostumbrarme al tercer año, organizar el viaje escolar, y encima ser molestada con la vida amorosa de unos completos extraños. No había duda de que el club de manualidades era un verdadero bastión para mi cansado corazón.

Aquí podía pasar el tiempo tejiendo y olvidarme sobre los problemas del mundo exterior. Desearía poder descansar en este lugar por siempre~

Por desgracia, recibí un mensaje del causante de mis problemas pidiendo que nos reuniéramos hoy.

Tsk.

Allí iban mis planes de evitar el salón de Pivoine y permanecer aquí toda la tarde. Incluso si ignoraba este mensaje, solo recibiría otro dentro de cinco minutos… No podría ser esto más molesto.

Una vez más, comencé a ponderar las ventajas y desventajas de que mi teléfono se echara un chapuzón al inodoro.

DAILY DAYS NOVELS

—Llegas tarde —dijo.

Me tomé la molestia de venir aquí, ¿y eso es lo primero que dices?

¿Qué tan egoísta puede ser este chico?

Estaba molesta, así que decidí reprenderlo un poco.

—Kaburagi-sama. No sabes cuánto me duele decir esto, pero yo también tengo una vida. No puedo estar siempre acomodando mis horarios a tu conveniencia. Yo, asimismo, estoy siguiendo de cerca cualquier otro acoso que pueda sufrir Takamichi-san, pero en relación a tus problemas amorosos, primero necesitas poner algo de esfuerzo por tu cuenta. Por favor solo contáctame cuando necesites algún consejo. ¿Puedes acceder a eso?

Kaburagi me miró con los ojos abiertos de par en par.

—Está bien…

Su única cualidad a favor era que tomaba de corazón tus consejos.

—Siempre y cuando lo tengas en consideración. Pues bien, ¿de qué deseabas hablar?

—No sé cómo se siente Takamichi.

Una vez más estábamos empleando una pequeña sala de juntas, por eso no era necesario preocuparnos si alguien nos escuchaba.

—Bueno, incluso si me lo preguntas a

—¿Cómo crees?… ¿Cómo crees que puedo hacer que se fije en mí?… —preguntó vacilante nuestro frío y talentoso Emperador.

En serio esperaría una línea como esa de una doncella enamorada en lugar de él.

—Creo que ya he sugerido esto antes, pero ¿por qué no te confiesas y ya? —pregunté.

—Y como ya dije antes, ¡es muy pronto para eso!

Quizá lo imaginé, pero me pareció verlo ruborizarse.

—Pero quieres saber cómo se siente, y te gustaría que fuera consciente de ti como un novio potencial. ¿Confesarte no sería una forma simple de conseguir ambas?

—Aun así… Quiero que la atmósfera sea perfecta cuando me confiese. ¡Todavía no he preparado nada!

¿Qué? ¿Acaso pensaba hacerlo en un salón después de clases o en un parque durante el atardecer o algo así?

—¿La atmósfera? ¿Por ejemplo?

—Pues… Por ejemplo, que hubiera al menos una docena de fuegos artificiales en el cielo o tal vez podría escribirle mi confesión en el cielo usando una avioneta.

—¡¿Eeeh?! ¡Esos son para proponer matrimonio, maldita sea! ¡¿Vas a ir tan lejos solo para confesarte?! —espeté.

Fue tanto el shock que olvidé cuidar mi tono.

¡Pero, ¿estará hablando en serio, un mensaje en el cielo?!

¡Haría que una avioneta escribiera «Te amo» en el cielo, ¿en serio?! ¡¿Qué tiene en la cabeza este tipo?!

—Es importante. Quiero que lo recuerde —declaró con total seguridad.

—Espera un momento, de verdad, en serio te sugiero que lo reconsideres. Si bien no puedo negar que haya chicas que se conmueven por ese tipo de cosas, dudo que Takamichi se encuentre entre ellas. Lejos de eso, incluso puedo verla asustándose por haber gastado mucho dinero al momento de confesarte.

—¿En serio?

—¡Sí, te lo juro!

Hablamos de la misma chica que estuvo atónita solo por haber recibido un uniforme costoso. Ya era lo bastante difícil para ella simpatizar con mi valor del dinero. Incluso si hipotéticamente sintiera algo por él, luego de presenciar cómo gasta unos cuantos millones de yenes en una confesión sería una forma segura de desilusionarla.

—Entonces, ¿qué te parece si lleno toda su casa con rosas para simbolizar lo mucho que la amo? Eso es romántico, ¿no?

—Encima de no tener un lugar donde pararse, sería una molestia para ella limpiar después. ¿Cuántas bolsas de basura crees que va a necesitar?

—Hablas como una persona pobre.

—Estoy siendo realista.

—En ese caso, ¿y si reservo un salón y hago que una orquesta toque exclusivamente para ella?

—Una vez más, por favor deja de tratar de impresionarla con dinero. Takamichi-san fue criada en una familia normal, con un valor del dinero normal. Lo que has mencionado hasta ahora solo aumentaría tus posibilidades de asustarla.

—¿Qué se supone que significa siquiera un «valor del dinero normal»? ¿No será que simplemente no tienes ni una pizca de romance en tu cuerpo?

—Eso es completamente falso. De cualquier modo, realizar una actuación exagerada como esa puede que funcione casi con cualquier otra chica de Suiran, pero Takamichi-san es diferente. Ella es consciente de lo difícil que es hacer dinero. Si comienzas a derrochar el dinero de tus padres así como si nada, solo la harías sentir más culpable que feliz. Y, siendo honesta, tus ideas son cliché y cursis de cualquier modo.

—¿No estás siendo un poco dura?…

—A mí también me dolió decirlo, pero un consejo honesto es la mejor forma en que yo pueda ayudarte.

—¿Y qué sugieres que haga entonces?…

—¿Por qué no le dices simplemente que te gusta?

—Eso es muy normal. Cuando menos debo darle un anillo con su piedra de nacimiento[1] o algo así.

Piedras de nacimiento de acuerdo al mes

—¡Qué intenso!… ¡Ni siquiera están saliendo todavía! ¡¿Y qué piensas hacer con el anillo si te rechaza?!

—¡No digas eso, es de mala suerte, maldita sea! En cuanto al anillo… Me desharía de él. Quizá lo lance al océano o algo así.

—¡Qué! La clase de persona que más desprecia Takamichi-san son aquellas que no aprecian sus pertenencias, sabes. ¿Y lanzarlo al océano?… Puuffjaja…

—Tú…

—Me disculpo. Bueno, como sea, regresando al tema del anillo por un momento, si algo como eso llegara a suceder, ¿qué te parece si lo vendes y donas el dinero a la caridad? Es una forma muy útil de emplear tu dinero.

—Me pregunto si elegí a la persona incorrecta para hablar de esto…

Ya en serio, ¿un anillo? Eso suena a un desastre en proceso. Se vuelve más aparente cada vez que hablo con este chico las escasas habilidades que tiene en el romance.

—A las chicas les gustan los accesorios, ¿no? Umm… Ahora que lo pienso, nunca la he visto usar los regalos que le he dado.

—¡¿Eh?! ¡¿Le regalaste accesorios?! ¡¿Cuándo?! —¡Y Wakaba-chan nunca lo mencionó tampoco!— ¿Cuándo le diste algo como eso?

—En Navidad.

—¿Navidad?

Recordé su obsequio de Navidad, un oso de felpa hecho en Alemania. Se inclinaba más hacia lo costoso para una chica normal, pero se podría decir que fue un regalo bastante sensible para ser Kaburagi.

Tal parece que le di demasiado crédito.

—Le di un oso de felpa.

—Sí.

Lo sé.

—Y puse un collar de diamante en forma de corazón alrededor de su cuello.

—¡¿Uuuuh?!

¡¿Tenía algo como eso?! ¡Solo vi su ropa linda de Navidad así que no me di cuenta para nada!

—El motivo de corazón simbolizaba mis sentimientos por ella.

—¡¿Qué estás haciendo antes de siquiera confesarte?!

—Pensé que dudaría en aceptarlo si era un artículo de diseñador, así que fue hecho a mano.

—¿Quién lo hizo?…

—Yo.

—Por «Yo», ¿a qué te refieres?…

—Yo mismo lo hice. Fui a un taller y utilicé el proceso de vaciado a la cera perdida[2] para fabricarlo. Vertí todos mis sentimientos en ello.

—¡Qué intenso! ¡Hasta recibir una bufanda hecha a mano sería diez veces menos intenso que eso! —Pero aún más importante—. ¿No has pensado que tal vez no se dio cuenta del significado detrás de eso?…

—¡¿Eh?!

Tal vez quedó oculto debajo de la ropa o quizá se lo quitó para guardarlo en otro lado, pero no vi ningún collar cuando Wakaba-chan me lo mostró.

—No, no, ella tuvo que haberlo notado, ¿no?

—Quién sabe…

Los hermanos Takamichi quedaron impactados sobre el precio del oso. Si hubiera venido con un collar, en definitiva me lo habrían mencionado.

—No me digas que Takamichi en verdad no se percató…

—No sabría decirlo. Para empezar, ¿por qué se los diste de esa forma?

—Para que fuera romántico.

¡Eso solo genera confusión, maldita sea!

¡Si quieres armar un show como ese, entonces necesitas elegir el espectáculo correcto para tu pareja!

—Aun así, ¿un accesorio hecho a mano? ¿Cómo se te ocurrió algo así? Debo darte una ovación de pie por el simple hecho de pensar en algo como eso.

—¿Qué estás tratando de decir?

—Nada en particular.

—Pues, en una de las películas favoritas de Yurie, el chico se propone con un anillo que él mismo hizo. Por esa razón, cada año le regalaba un accesorio que yo mismo hacía. Aunque solo comencé con eso durante la secundaria. El primer año fue un collar con un motivo de un lirio, en honor a su nombre Yurie. El siguiente fue lo mismo, pero hice aretes. Y una vez que estuviera en preparatoria pensaba darle un anillo a juego… Pero…

Aaah, pero fue rechazado antes de eso.

Supongo que debe haber recordado las dificultades de ese año, ya que la expresión de Kaburagi se tornó sombría.

—En el centro del collar y aretes estaba la piedra de nacimiento de Yurie. Se supone que en el anillo estarían las piedras de ambos alrededor de un diamante…

¡¿UN DIAMANTE?! ¡Entonces era un maldito anillo de COMPROMISO, ¿cierto?!

No me sorprendería si la razón para que Yurie lo rechazara de pronto fue porque había entrado en pánico cuando se percató que recibiría un anillo a continuación.

Qué miedooo.

Cualquiera quisiera salir corriendo de eso.

Me quedé sin palabras…

Este chico estaba más condenado de lo que pensé… Quizá ya no tenía forma de salvar a este idiota…

DAILY DAYS NOVELS

DAILY DAYS NOVELS

<< Anterior| Indice | Siguiente >>

[1] N. de la T. Una piedra de nacimiento es una piedra preciosa que representa el período de nacimiento de una persona que suele ser el mes o el signo del zodíaco. Las piedras de nacimiento se usan a menudo como joyas o como colgantes.

[2] N. de la T. El moldeo a la cera perdida, fundición a la cera perdida o vaciado a la cera perdida es un procedimiento escultórico que permite obtener figuras de metal (generalmente bronce y oro) por medio de un molde que se elabora a partir de un prototipo tradicionalmente modelado en cera de abeja. Esta tecnología fue desarrollada en la Antigüedad de manera independiente y paralela por los sumerios, indios, chinos, mesoamericanos e incas, la cual fue adoptada por civilizaciones contemporáneas o posteriores. Para la fabricación de objetos con la técnica de moldeo a la cera perdida, se utiliza un modelo en cera. Este modelo previo es rodeado de una gruesa capa de material refractario que se solidifica; una vez endurecido, se mete en un horno, que derrite la figura de cera, saliendo esta por unos orificios creados al efecto (de ahí su denominación) y, en su lugar, se inyecta el metal fundido, que adopta la forma exacta del modelo. Para extraer la figura es necesario retirar el molde.


Kaburagi es la típica persona que todavía no empiezan a salir juntos pero ya tiene la fecha y lugar de la boda, el nombre de sus hijos, dónde vivirán y hasta compró un lote en el cementerio local. Me sorprende que la Wakaba del manga no saliera corriendo o quizá lo hizo cuando se dio cuenta cómo era Kaburagi en realidad.

15 comentarios sobre “Reika-sama c212

  1. Gracias por el capítulo!!
    Kaburagi si que es intenso, realmente debe de estar sorprendido cada que Reika le grita o le regaña, nuestra reina siempre mantiene un semblante tranquilo y verla expresarse debe de ser nuevo para Kaburagi.
    Por otro lado me pregunto qué está pensando Eunjo, tengo el presentimiento que es intenso pero con Reika trata de ocultarlo para que no huya. 100% segura que onisama sabe la verdadera naturaleza de Eunjo

    Me gusta

      1. Romeo-sempai es el true end que nadie puede conseguir, así que Reika tendrá que conformarse con el good end o a este ritmo el friendship end. Creo que el principal obstáculo para el team Imari es pasar primero por las defensas de Oniisama, las cuales solo van en aumento con el paso de los años

        Me gusta

        1. Y si que aumentan las defensas contra imari-sama, pero el oni-sama debería de aceptarlo mejor, digo, si no, tendrá que aguantar que su querida hermana no tenga nunca un amor

          Me gusta

    1. Además de verla exaltarse, creo que Kaburagi también se sorprende de que alguien le hable de forma directa, debe estar acostumbrado a que todos traten de quedar bien con él. Yo también creo que Enjou son del tipo que se obsesiona en las sombras, fingiendo tranquilidad por fuera. Y por supuesto que Oniisama sabe que Enjou está enamorado de Reika, por eso le preguntó a Reika que pensaba sobre él

      Me gusta

        1. De hecho, lo peor es que solo las personas más cercanas a ella se dan cuenta que Kaburagi y Enjou son una peste para ella. Lástima que debe guardar apariencias, de lo contrario podría acabar con la imagen de príncipe perfecto de Kaburagi

          Me gusta

  2. Vaya, lo leí en japonés también, pero verlo al español me da una idea de cuan idiota y derrochador es kubaragi, si fuera wakaba, ya me habría cambiado de escuela y de casa pa que no llegue con sus locuras

    Me gusta

  3. Gracias por el capítulo ☺️

    «tus ideas son cliché y cursis de cualquier modo»

    Jajajajajaja la verdad es que si xD pobre Kaburagi pero si que está bien tonto 🤭🤭 Lo bueno es que tiene a la mejor consejera/asesora de toda la alta sociedad 🤗

    Para mí el mejor siempre será Tomoe-sempai 🥰 aun lloro porque no pudo ser 😭

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s