Reika-sama c201

Capítulo 201

—Aaaah, por fin desapareció la tinta… —Una vez que limpió su pulgar, Kaburagi regresó a la pequeña sala de conferencias—. Lo lavé tantas veces que ahora mi piel está muy seca. Kisshouin, ¿tienes crema para manos?

Qué jovencito tan delicado~

No tiene remedio.

Tomé la crema para manos que guardaba en mi mochila y se la entregué. Luego se untó una gran cantidad en sus manos y parecía bastante satisfecho. Curioso, giró el envase para ver la marca. Supongo que le gustó. Esa marca todavía no la venden en Japón, así que no te la puedes quedar. Regrésamela.

—Como sea, me gustaría discutir lo que haremos a continuación.

¿A continuación?

Oh, cierto, creo que ahora tengo que ayudarlo con Wakaba-chan. Tomando todo en consideración, estaba feliz con este desenlace. Para empezar, Kaburagi no pensaba que yo era la acosadora. Además de que juró no atacar a mi familia.

—Entiendo~

Uh, qué rayos. Yo también me pondré un poco de crema para manos. Cuando humectas tu piel, tienes que hacerlo hasta debajo de tus uñas. Sip, de hecho las sentía un poco secas. Hice una nota mental de usar un poco de aceite hidrante para uñas cuando llegara a casa.

—Hey, no te escuchas interesada. Vamos, necesito tu ayuda. Tu cabello es un amuleto de buena suerte, ¿no es así? Se supone que hace que todos los romances florezcan.

—No recuerdo que mi cabello se haya convertido en algo como eso, pero…

Sin mencionar que los romances de Presi ni Iwamuro-kun han dado ningún fruto todavía. Al menos en mi humilde opinión.

Ahora que lo pienso, me pregunto cómo le fue a Sakura-chan y Akizawa-kun en San Valentín. Debería llamarla más tarde.

—Hey, Kisshouin. ¿Me estás escuchando?

—Tienes toda mi atención.

Kaburagi me miró increíblemente incrédulo.

¿De verdad me veo tan desinteresada? Ah, ¿estará molesto? Oh-oh…

De inmediato cambié mi actitud.

—Querías discutir los planes a futuro, ¿no? Por favor, continúa.

Tras unas cuantas miradas más de desconfianza, Kaburagi suspiró derrotado y prosiguió.

—Kisshouin. Tú, eh, ¿sabes qué chica me gusta? —preguntó vacilante.

—Takamichi-san, ¿no? —respondí con seguridad. A cambió recibí una mirada de shock.

—Así que te diste cuenta… —murmuró.

¿Eh?…

¿Solo yo?

—Sabes… Puede que no sea la única que lo sepa. De hecho, es muy probable que todo el cuerpo estudiantil esté al tanto.

—¡¿Eh?!

No entiendo porque se sorprende tanto. Después de todo, cualquiera se daría cuenta con la forma en que se ha estado comportando.

… ¡¿No me digas que pensó que estaba siendo discreto?!

—¿Cómo quieres que no lo hagan? Kaburagi-sama, quien solo habla lo mínimo con cualquier chica, de pronto está buscando y hablando con fervor con Takamichi-san.

—Tienes razón —exclamó mientras cubría su boca con la mano.

—Por favor, dime que esa no fue tu idea de ser discreto.

—No, bueno, no tenía intenciones de ocultarlo pero que me digan eso de frente es…

Supongo que estaba avergonzado.

Y considerando la posición de Wakaba-chan, sí deberías haber intentado esconderlo.

—Sabías que la principal razón por la que Takamichi-san está siendo molestada es porque otras chicas sienten celos de la atención que recibe de tu parte.

Su expresión se tornó severa.

—Así que yo fui el culpable…

—Bueno, tampoco es el único motivo.

También era una plebeya, por ejemplo. Además, si bien tenía su propio encanto, se veía un poco tonta, y estaba muy alejada de la imagen de una mujer capaz.

Sin mencionar que ella era la chica que derrotó al orgullo y símbolo de Suiran en el tablero de posiciones de la escuela.

Tomando en cuenta la importancia que le otorgan a la imagen de Suiran, había muchas personas que encontrarían a Wakaba-chan inaceptable.

—¿Tienes alguna idea sobre quien fue el culpable de ayer?

—No podría decirlo con seguridad… —No tenía idea, pero lo investigaré—. ¿Sabes si el personal ha tenido progresos en su investigación? —cuestioné.

—No se molestarán en investigarlo. Intentaran ocultarlo bajo la alfombra para evitar un alboroto —espetó Kaburagi.

Creo que eso lo entiendo. Si el culpable resultara ser un pez gordo, sin duda terminarían entre la espada y la pared.

Un miembro de Pivoine por mencionar un ejemplo.

En el pasado, hubo un integrante de Pivoine que molestó a una persona hasta que se transfirió, así que no sería una idea imposible. En cambio, si denunciaran a un integrante de Pivoine, solo resultaría en una gran cantidad de ex alumnos quejándose.

Ya que la víctima solo era una estudiante Externa indefensa, probablemente pensaron que esto sería lo mejor…

—Todavía los estoy buscando por mi cuenta, pero no he conseguido resultados hasta ahora.

—Entiendo.

Sin mencionar que no había garantía que la persona del incidente de ayer fuera también la responsable del grafiti en su escritorio.

De hecho, aún hay personas que sospechan que yo estuve detrás del evento de ayer.  Necesitaba hacer algo al respecto.

Antes que nada, tengo que esparcir rumores que Tsuruhana-san y sus amigas trataron de inculparme de sus propias acciones. Gracias a lo que dijo Mochida-san, estoy muy segura de que la gente lo creerá.

Después de todo, poseían un historial de acoso escolar.

Reika-sama solo fue una pobre chica que culparon sin motivo alguno.

Sí, eso suena bien.

Además de eso, solo faltaba encontrar al culpable.

—Kisshouin, ¿cómo podría ayudar a Takamichi?

—Considerando su situación, probablemente sería mejor que la dejaras en paz.

—¡Oye!

Dejar sola a tu amada por el bien de tu amada…

Claro, no lo hará, eh, viendo su expresión.

—¡¿Me estás diciendo que ceda a esos cobardes?!

—Eso no es lo que-

—Esas tácticas nunca funcionarán contra mí. Yo la protegeré. ¡Solo obsérvame! ¡Nunca me rendiré!

—Entiendo…

Creo que activé algún gatillo extraño en él. Qué molesto.

—¿Uh? —El despliegue de pasión de Kaburagi fue interrumpido cuando revisó de pronto su teléfono—. Oh, Shuusuke quiere saber dónde estoy. Al parecer se están preguntando porque no estamos en el salón el día de hoy.

Perfecto. Finalmente puedo salir de este infierno.

—Muy bien, en ese caso podemos continuar con esto la próxima vez. Por ahora, regresaré a casa, supongo que tú irás al salón, ¿no es así? Oh, y no te preocupes, yo seguiré con mi propia investigación con las chicas.

—¿De verdad? Bueno, eso también es importante, pero todavía no hablamos sobre mi vida amorosa. Ah, en fin, creo que ya es tarde. Está bien, continuaremos otro día.

—Estoy de acuerdo. Pues bien, si me disculpas por favor.

Enseguida me dirigí a la salida antes de que Kaburagi dijera algo más. Por desgracia, antes de que lo consiguiera, me detuvo de nuevo.

—Oh, es verdad, pásame tu correo electrónico, Kisshouin.

¡Ugh!

—Yo-yo no tengo-

—Sé que tienes un teléfono, Kisshouin. Así que eso no funcionará. Dámelo.

¡Uuuuugh!

Se lo di a regañadientes.

Justo quería evitar esto…

Me pregunto si puedo ignorar sus mensajes diciendo que se agotó la batería de mi teléfono.

Como sea, justo cuando salía de la sala, me envió un mensaje para comprobar que fuera real. Lo ignoré, solo para recibir otro mensaje cada cinco minutos.

¡Necesito cambiar mi correo electrónico!

DAILY DAYS NOVELS

DAILY DAYS NOVELS

<< Anterior| Indice | Siguiente >>

Me encanta que Reika ya se muestra toda despreocupada ahora que Kaburagi juró no hacerle nada a su familia, como si tuviera alguna especie de inmunidad que le permite ser grosera con Kaburagi como siempre quiso. ¡Bien por ti, Reika! Por otro lado los rumores se pondrán buenos en Suiran ahora que Kaburagi pase más tiempo con Reika planeando su conquista amorosa jajaja Enjou es tu oportunidad de pasar más tiempo con Reika, pegate a Kaburagi como una garrapata.

4 comentarios sobre “Reika-sama c201

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s