Un cafecito c16

Capítulo 16: Agosto ~Recuerdos de las vacaciones de verano~

¡Por fin llegó la hora de divertirme con las vacaciones de verano!

O eso me gustaría decir.

Por desgracia, no podré pasar el tiempo tan despreocupadamente como la última vez. Tengo tareas, debo asistir a lecciones intensivas y entregar reportes a mediados de vacaciones sobre las mismas.

Aunque lo más relevante era mi trabajo de medio tiempo.

Desde luego, ya que era verano, no llovía tan a menudo. De modo que, casi no tenía que ir al café “Lluvia vespertina”. Pese a no contar con un ingreso estable, todavía había muchas cosas que deseaba comprar: ropa, accesorios, bolsas, cosméticos, zapatos, por nombrar algunas. Se trataba de una lista en infinita expansión.

Por esa razón, y a fin de eliminar mis deseos mundanos, opté por considerarlo como un reto y tomar otro trabajo de medio tiempo por la mañana. Todavía no le he contado al Jefe sobre este nuevo trabajo. Tampoco es que tenga prohibido tomar otro, pero siento como si lo estuviera engañando.

Ahora que lo pienso, eso me hace sentir demasiado consciente sobre el tema, será mejor que ya no hable más sobre eso. O al menos eso fue lo que le conté a Ryoko-chan. De cualquier modo, no era la gran cosa, solo vendía helado en un estacionamiento de una piscina pública.

Hoy trabajaría de las ocho de la mañana hasta el mediodía, tengo que esforzarme.

Tras tomar mis precauciones para evitar un golpe de calor y broncearme, comencé a vender los helados suaves y fríos. Por lo visto son muy populares entre la gente de Nagasaki desde hace mucho tiempo y los puedes encontrar en varios lugares como puntos turísticos, estadios deportivos y al borde del camino donde hay mucho tráfico vehicular.

Helado en Nagasaki

La peculiaridad de este helado es que se presenta formando una flor con la ayuda de una espátula. Al principio tardaba mucho y era muy complicado, pero ya estoy acostumbrada tras hacerlo todos los días.

Aun cuando los niños de primaria se referían a mí como «Señora», trato lo mejor que puedo para no sentirme deprimida.

En un principio el carro de los helados estaba al descubierto, pero más tarde yo le agregué una sombrilla. Hablando de eso, el uniforme que recibí de mi jefe nuevo se componía de un sombrero de ala ancha, como el que usan en el campo, con un pañuelo en la parte trasera para proteger el cuello, la playera era de manga larga y daba un aire similar a un kappogi, en cuanto a la parte inferior se trataban de pantalones sencillos.

Gracias a que el helado se vendía a un precio razonable de cien yenes, acababa pronto con mi trabajo.

De verdad me hace muy feliz cuando los niños pequeños me sonríen y dicen que sus helados en forma de flor son hermosos y deliciosos. Era un trabajo gratificante.

Al cabo de un rato escuché el anuncio de las once de la mañana que notificaba sobre el descanso en la piscina. Pronto se terminará mi horario laboral.

Ya estoy sudando, así que me gustaría regresar a casa lo más pronto posible, tomar una ducha y leer en una habitación fresca. Pero, si uso el aire acondicionado durante el día, la cuenta de la electricidad será despiadada. No me gustaría ser una carga para mis padres tanto como sea posible.

Habiendo dicho eso, si continúo así, terminaré con un golpe de calor, creo que la mejor opción en ese caso sería arreglarme e ir de compras. Los centros comerciales son frescos en todas partes.

Además, ayer mi madre me envío ropa como regalo de cumpleaños. Una blusa con un moño al frente y una falda larga plisada. Ya que la falda era de un tono rosa pálido, estaba pensando en elegir ropa que combinara con ella con la ayuda de las asistentes de la tienda.

Escuché el anuncio donde indicaba que las actividades de la piscina se reanudarían dentro de diez minutos. ¡Solo me quedan quince minutos para terminar! Sintiéndome con energía otra vez, tomé la espátula mientras saludaba a unos cuantos clientes que se acercaron.

—Bienvenidos, en qué… ¿Uh?

Los clientes se componían de un hombre y una mujer. Creí que estaban en una cita, pero cuando los vi a los ojos, mi cerebro se detuvo.

La razón de eso era sencilla. Frente a mí yacía mi Jefe del café “Lluvia Vespertina”.

—¡Ah, es Oto-chan! ¿Por qué estas vestida como una anciana?

Ryoko-chan se estaba riendo cuando vio mi uniforme. A lo lejos no me había reconocido y pensó que era una anciana. Por otro lado, el Jefe dijo que él sabía desde el principio que era yo.

¿Traía lentes de contacto el día de hoy? Ahora que lo veo de cerca, sus ojos estaban rojos. Por eso prefiere no usar lentes de contacto, ¿por qué le lastiman? Aunque tampoco suele usar anteojos normales. El misterio se profundiza.

No, no, más importante aún, estoy muy avergonzada de que me vieran usando el uniforme de vendedora de helados. En especial, porque me dicen «Señora» estén lejos o cerca de mí, así que no puedo defenderme con nada.

Al parecer ambos creyeron que usaría un uniforme a la moda considerando que estaba vendiendo helados de una tienda de cadena nacional.

Eso me recuerda que debería preguntar sobre los orígenes del helado en forma de flor en Nagasaki.

—Por cierto, ¿qué hacen ambos aquí?

—Yo vine a verte, pero me encontré de casualidad al jefe Mukai en una tienda de conveniencia hace poco.

Al parecer Ryoko-chan por accidente le contó todo al Jefe. Tienes que estar bromando. Hasta puso como excusa que pensó que el Jefe ya estaba al tanto del tema.

—No, pues, traté de ser discreta al respecto, pero el jefe Mukai me extorsionó para decirlo y no pude hacer nada para evitarlo…

—Solo me costó un helado.

Tal parece que ignoraba la corrupción que estaba sucediendo en el café. ¡Ryoko-chan tienes la lengua demasiado floja! Aun así, entiendo que le contó porque se trataba del Jefe.

—Si Oto-chan vendía helados con un lindo uniforme, sería un problema muy serio si un libertino tratara de coquetear contigo, así que vine lo más pronto que pude, pero… —dijo Ryoko-chan mientras me miraba con lástima, luego prosiguió rápidamente—. Ah, Oto-chan, no, no. ¡Te ves muy bien!

—¡Eso no me hace sentir mejor~!

El Jefe me miró con una expresión de confusión.

Tras eso, ambos compraron unos helados. Hasta elogiaron la forma en que transformé el helado en una flor con la ayuda de la espátula.

Él se ofreció a llevarme a casa, pero me rehusé con terquedad porque estaba toda sudorosa. Ya que Ryoko-chan tenía que ir a su trabajo de medio tiempo, fue la primera en marcharse. Poco después el Jefe dijo que regresaría a casa.

Mientras me despedía de ellos, escuché el anuncio que marcaba el mediodía y el final de mis horas laborales.

Conforme escuchaba las voces de los niños jugando, cambié de lugar con la persona del siguiente turno y fui al baño para limpiarme el sudor antes de ir a casa.

Cuando llegué, tomé una encantadora ducha y me relajé en la bañera. Después, decidí prender el aire acondicionado y almorzar. La comida fueron las sobras de somen de anoche, como habían estado en el refrigerador, se encontraban frío. Le vertí un poco de sopa de noodles y agradecí por la comida. No hay nada mejor para enfriar el cuerpo justo después del baño que somen.

Por la tarde, trabajé en mis tareas diarias.

A mitad de ellas comencé a sentir sueño y tomé una siesta. Ya me había esforzado lo suficiente por hoy. Cerré la libreta con gentileza antes de dejarme atrapar por los brazos de Morfeo.

Cuando desperté, me cambié de ropa para ir a un centro comercial cercano a la estación.

Mi atuendo se compuso de la blusa y falda que mi madre me regaló, algo de maquillaje ligero y media coleta.

Eran las 4:00 pm. Me pareció algo tarde, pero ya que estábamos en verano, el sol no se pondría hasta después de las 6:00 pm.

Me trasladé de mi apartamento al centro comercial por tranvía.

Estando allí, decidí comprar algunos libros y me dirigí a mi librería favorita en el tercer piso. Mientras deambulaba por la sección de nuevas publicaciones, descubrí una sección exclusiva para los libros de Shinonome Yohko-sensei.

Me alegró ver eso, pero también estaba bastante sorprendida pues la serie del Detective Nakajima Kaoruko tenía envuelta una cintilla que anunciaba que sería adaptada a la gran pantalla.

Cielos, era toda una sorpresa.

Aunque no decía más detalles, seguía siendo asombroso.

¿Cuál actriz interpretaría a Kaoru? Tiene que ser una mujer hermosa y moderno del siglo XXI. ¿Y qué actor tendría el papel de Kawashima? Su asistente travesti. Volví a leer la cintilla y me entusiasmé aun más.

Estoy tan contenta que compraré otro volumen, aunque ya los tenga todos. Mientras me encontraba flotando con este sentimiento esperanzador, la escena fuera de la ventana hizo que me despertara de golpe.

¡Está lloviendo!

Al mismo tiempo, escuché un maullido de mi bolsa indicando que había recibido un mensaje del Jefe. Creí que me pediría que fuera enseguida a la tienda, pero no podría haberme equivocado más.

«No tienes que venir hoy. Debes estar cansada de trabajar bajo el sol, ¿no es así?»

Sentí una calidez en mi corazón con ese mensaje considerado.

Después de mi trabajo de medio tiempo matutino, me relajé así que no estaba cansada. Sin mencionar que me gustaría ver al Jefe… Obviamente no escribiría eso, así que opté por la salida fácil: «¡Estoy bien, por favor deja que gane dinero!», indicándole que sí trabajaría hoy.

Ya era pasadas de las seis de la tarde. Como estaba lloviendo había poca luz y daba la impresión que ya era de noche.

Compré una sombrilla en una tienda de conveniencia y le comenté que me trasladaría por tranvía, pero el Jefe vino a recogerme al estacionamiento del centro comercial.

Quizá porque no le gustaba usar lentes de contacto durante el día, apareció con sus anteojos. Cuando me senté en el lado del copiloto, lo miré.

—Jefe, hay algo que me he estado preguntado desde hace un tiempo.

—¿De qué se trata?

—¿Por qué no usas anteojos de manera recurrente?

—Sobre eso…

Le comenté que no debía decirme si no lo deseaba, pero hizo un gesto para que me acercara. Tan pronto como lo hice, susurró a mi oído.

—Hace un par de años, mientras trabajaba en una oficina, me apodaron “El amargado chico cuatro ojos del Departamento de Contabilidad”. De ahí que ese sea un tema delicado.

—Ya veo…

¡Nuevo dato! Por lo visto el Jefe trabajó en una oficina antes.

Aun así, “El amargado chico cuatro ojos del Departamento de Contabilidad”, aunque sabía que era grosero, no pude evitar reírme un poco. Recibí una sentencia de muerte con la mirada, pero era imposible no reírse.

Tras calmarme, seguí con mi cuestionario.

—“El amargado chico cuatro ojos del Departamento de Contabilidad”, ¿qué hiciste para que te apodaran así?

—Cuando había algún problema con las solicitudes de gastos de otros departamentos, yo… No, eso nunca sucedió, nunca.

—¡Es-está bien!

Al parecer era bueno encontrando errores en las palabras y números.

—Pero, si no usas anteojos, ¿no será un inconveniente para ti?

—Pues, sí es algo inconveniente.

Además se veía muy bien con anteojos, me sorprendió notar eso. No obstante, enseguida cambió el tema con una expresión seria.

—¿Qué, no querías ir a trabajar para ganar dinero?

—¡Sí, sí, por favor!

Lo dije en un tono burlón mientras encendía el automóvil y comenzaba a moverse lentamente. Cuando salimos de allí, la lluvia comenzó a golpear los cristales.

El Jefe murmuró que esta primera lluvia luego de mucho tiempo era una bendición. Yo también pensaba que era algo digno de celebrar, ya que fui capaz de verlo dos veces en un solo día.

DAILY DAYS NOVELS

DAILY DAYS NOVELS

<< ANTERIOR | Indice | Siguiente >>

¿Alguien más se sintió fascinado con el helado en forma de flor o yo soy la única amante de la comida por aquí?

Me encanta que la protagonista piense que necesita ser austera pero lo primero que hace es ir de compras o prender el aire acondicionado, ten más fuerza de voluntad. Por otro lado, estoy seguro de que el Jefe dijo que la lluvia era una bendición porque pudo ver a Oto-chan en ropa bonita y dos veces al día.

2 comentarios sobre “Un cafecito c16

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s