Reika-sama c76

Capítulo 76

Veré a Aoi-chan por primera vez en un tiempo. La última vez fue durante nuestras vacaciones de primavera, así que estoy muy feliz. Por desgracia Aoi-chan ha estado asistiendo a una escuela de cursos intensivos diferentes desde que empezó la preparatoria, por eso ya no nos hemos podido ver con frecuencia. También era mi oasis emocional…

Pero hemos estado hablando por mensajes de texto y teléfono, gracias a eso creo que seremos siendo amigas por siempre. ¡No te dejaré escapar, Aoi-chan!

Las dos fuimos a una cafetería famosa por sus pasteles. Y siendo fiel a su reputación, el menú ostentaba una selección bastante amplia. La tartaleta de plátano se veía muy bien.

PAY-DE-PLATANO
Tartaleta o pay de plátano

Aunque es difícil de ignorar el pastel de chiffon de té negro.

pastel-chiffon
Pastel de chiffon de té negro

Tal vez debería comprar el bizcocho enrollado con relleno de jalea para llevar.

swiss-roll
Swiss roll o tronco

Tras agonizar por un rato que pedir, al final opté por un pastel de chocolate de leche.

pastel-chocolate
Pastel de chocolate

Aaah~. ¿Cómo puede una sola rebanada de pastel llevarme al cielo de esta forma?

—Parece que tu complexión ha mejorado mucho desde las vacaciones de primavera, Aoi-chan. Me alegro por ti.

—Sí, gracias.

Aoi-chan se había recuperado por completo de su yo demacrado, sus mejillas huesudas de antes de los exámenes volvían a tener su linda redondez.

—¿Te has aclimatado a tu preparatoria?

—En cuanto entré hubo un examen. Pensé que me había librado de estudiar por el momento, pero luego me golpearon con eso.

—Cielos~.

Como se esperaría de una escuela que te preparaba para la universidad.

—Pero ya terminé de estudiar por ahora. Había pensado en unirme a un club, así que fui a echar un vistazo.

Un club, eeeh… Durante la secundaria estuve en el club de ir a casa. Tal vez debería tratar de unirme a uno también. ¡Quizá de esa forma también conozca a más personas!

—Estaba pensando que ya que de cualquier modo me uniré a uno, bien podría ser un club de deportes. Tal vez ballet o bádminton o algo así. Después de todo estuve en el club de baloncesto durante la secundaria.

¿Un club de deportes? Qué bien, mover tu cuerpo por todas partes. Y lo más importante, te ayudará a bajar de peso.

—Quizá también debería unirme a uno. Me refiero a un club de deportes.

—¿Tú, Reika-chan? ¡Creo que sería una grandiosa idea! ¡Veamos, pienso que el tenis sería apropiado para ti!

—Estoy abierta a cualquier sugerencia excepto tenis.

Tenis es el único club en el que absolutamente por nada del mundo me uniré. Aun cuando sea una completa principiante, ya puedo ver a las personas esperando que sea una especia de experta. Es uno de esos casos, ¿sabes? Sucede lo mismo cuando un chico se llama Tsubasa y todos esperan que sea muy bueno en el fútbol. Me aterra la mera idea de lo fácil que sería verme atrapada con el apodo de Madame[1].

—Supongo que tal vez solo eche un vistazo también. Después de todo solo tengo una ligera idea de que clubs ofrece mi escuela. Aunque sí vi rápidamente la lista antes…

—Sí. Es difícil saber realmente que quieres sin verlos primero, ¿verdad?

Aoi-chan se rió felizmente mientras comía un bocado de su pastel de chiffon de té negro. Sabía que ese pastel sería delicioso. Quizá ordene otra rebanada…

—Ahora que tus exámenes han terminado, pareces divertirte todos los días, Aoi-chan. Me alegro.

—Uumm… No todo va viento en popa, sabes. Aunque esta vez no está relacionado a la escuela, sino a mi casa.

—¿Tu casa?

—Sí. Mi Oniichan de la nada despertó su alma de guitarrista, así que ahora solo es dundundundun cada día sin parar. Me está volviendo loca, pero él no piensa sobre eso.

—Vaya, vaya…

—Y no solo eso, últimamente incluso ha comenzado a cantar. Es toda una pesadilla. Dundududundundun aah aaa aaah aah~. Ahora todo el vecindario sufre con su guitarra desafinada y extraños gritos. Sabes, el otro día alguien le dijo a mi mamá «Tu hijo es un guitarrista muy talentoso». ¡No había escuchado un sarcasmo tan evidente! —gritó, algo increíblemente raro considerando su personalidad gentil.

—Incidentalmente, ¿cuál de tus dos Oniisama es?

—… Músculos.

¿Músculos y guitarrista? ¿Es del tipo excitable que cantaría en la base de un volcán o algo así?

—Ya estoy harta. Me siento tan avergonzada que ni siquiera puedo caminar por el vecindario.

—Qué difícil.

—Sí —Asintió Aoi-chan antes de soltar un profundo suspiro.

Pero, aunque me sienta mal por pensar esto, Aoi-chan, me gustaría conocer a tu hermano.

—Sería posible que yo lo conociera…

—Nunca.

Ya veo.

—Perdón por hablar sobre un tema extraño. Ya basta del Músculos. ¿Qué tal te ha ido en la escuela, Reika-chan?

—Pues, parece ser que mis compañeros piensan que es difícil hablar conmigo. Especialmente los chicos.

—También habías comentado algo así antes, ¿no es así? ¿Creo que fue durante tus cursos de regularización?

—Oh, sí, tienes razón. Por lo menos ahora sin duda me encuentro mejor que aquella vez.

Después de todo permanecí en una isla desierta hasta el final.

—¿Realmente tendré una cara intimidante? Sabías que hay muchos chicos que desvían su mirada con miedo.

—Eh… Pero, ¿no tenías también amigas cercanas? Quiero decir, me habías comentado que también habías hecho un amigo en la escuela de cursos intensivos.

—Pues, sí, supongo.

Akizawa-kun, eh.

—¿Y si le pides a ese chico que le diga a los demás tus puntos buenos? También se lo podrías pedir a tus amigas. De esa forma podrías hacer más amigos.

—¿No será eso una farsa masiva? Si descubrieran que yo orquesté todo, podría morir de la vergüenza. En primer lugar, sería demasiado vergonzoso pedirle a alguien ese favor.

—Bueno, tienes un punto…

No quiero pensar que he llegado a tal extremo como para hacer eso.

—En ese caso, ¡tienes que unirte a un club después de todo! ¡Ahí definitivamente harás nuevos amigos!

—Yo también lo creo. ¡Veré los clubs en la próxima oportunidad que tenga!

Sí. Haré muchos amigos nuevos una vez que me una a un club, ¡quizá incluso empiece un romance con algún sempai de ensueño! Me pregunto a qué club debería unirme.

 

Cuando escucharon que me uniría a un club, el club de tenis de inmediato vino a invitarme. Ya dije que el club de tenis está descartado. ¿Y qué mierda es el club de teni-pong? Por favor solo llámenlo ping-pong. Tengan un poco de confianza en su propio club, maldita sea. Y si tanto desean que sujete una raqueta, entonces podría comprometerme con el bádminton. Después de todo, Aoi-chan también lo estaba considerando. Muchas de mis amigas en mi vida pasada también lo practicaban. Sí, esa podría ser una buena idea.

Fui al club de bádminton sin pensarlo mucho y terminé temblando por la velocidad del lanzamiento. Imposible. Moriré si eso me golpea. Y también me da la impresión de que corren con mucha intensidad. Para mí, correr es un poco… A veces cuando corro, les juro que mi boca sabe a sangre. No creo que esté del todo capacitada para eso.

Fui a ver varios clubs de deportes por invitación de mis amigas, pero la intensidad de todos ellos lentamente me desilusionó.

—Después de todo ese recorrido, creo que los clubs de deportes quizá sean demasiado para mí. Perdón por hacer que me acompañaran —Me disculpé con mis amigas, pero todas tenían esta expresión que decía «Eso creí». Lo siento, chicas.

Mientras caminaba, sintiéndome un poco deprimida por mi propia debilidad, me encontré de casualidad con Presi, quien me invitó al club de literatura. ¿Sigues escribiendo poemas ahí, Presi? Como sea, dejando de lado los poemas, quizá el club de literatura sea indicado para mí. Podría hacer unos cuantos amigos. Tal vez vaya a verlo mañana. Sí, eso haré.

 

Al final, pese a mi optimismo hacia ellos, los miembros del club de cocina y el club de manualidades se encontraban increíblemente nerviosos cuando fui a echar un vistazo, así que decidí abstenerme.

Aunque, en realidad quería tratar de hacer un oso de peluche…

La dificultad para unirse a un club en realidad es muy alta, ¿no es así?…

 

DAILY DAYS NOVELS

DAILY DAYS NOVELS

<< Anterior | Indice | Siguiente >>

[1] N. de la T. El chico llamado Tsubasa hace referencia al anime Capitán Tsubasa, también conocido como los Súper campeones en Latinoamérica, donde el protagonista es muy bueno jugando fútbol. El apodo de “Madame” se debe al manga “Ace wo Nerae!”, la historia trata sobre una chica de preparatoria y los obstáculos que enfrenta para volverse buena en el tenis. La protagonista comienza a jugar tenis porque es cautivada por Ryuuzaki Reika, quien es la mejor jugador en el equipo y cuyo apodo es “Madame Butterfly” debido a la gracia que muestra sobre la cancha de tenis.

ryuuzaki-reika
Ryuuzaki Reika

Algo me dice que además de estudiantes becados por calificaciones, Suiran también acepta varios estudiantes sobresalientes en los deportes. Ese nivel en los clubs no se consigue solo con un montón de niños ricos y mimados… Oh, y lo siento Reika, pero después de ver esa imagen de Ryuuzaki Reika, yo también quiero verte en la cancha de tenis, si no quieres jugar, por lo menos para una sesión de fotos XD

8 comentarios sobre “Reika-sama c76

  1. Gracias por el capitulo.
    Sin duda Reika queda con el personaje, un manga bastante viejo asi que ella debió de ser toda una conocedora, aun nos queda la actuación, y pasar como otra de los grandes personajes de tirabuzones dígase glass mask.

    Me gusta

  2. “Después de ver esa imagen de Ryuuzaki Reika, yo también quiero verte en la cancha de tenis, si no quieres jugar, por lo menos para una sesión de fotos XD”

    Jejejejje apoyo totalmente esa idea :)))))

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s