Ritz y Sieg v02-Extra 02

Capítulo Extra 02: Epilogo

Mi habitación había sido invadida por papá y estaba infestada de libros. Hasta había libros sobre la cama. Me quedé sin palabras. De entre la pila encontré un libro viejo y desgastado. Daba la impresión de ser una guía de viaje escrita por un explorador.

Ese explorador fue a muchos lugares e interactuó con varias personas. Lo que más me interesó fue un pueblo cazador conocido como «Esquimales» que también vivían en regiones de frío extremo como nosotros. Al igual que esta aldea, se encontraban ubicados en el círculo ártico, pero según lo registrado vivían en algún lugar aún más frío. Ellos cazaban animales que habitaban bajo el hielo y su fuente principal de alimento eran las focas, según el dibujo eran largas y delgadas. Siendo animales mamíferos respiraban a través de pulmones. Salían al exterior para respirar aire fresco, por lo que eran cazadas durante ese momento. Aparte de eso, también cazaban: narvales, delfines con cuernos, siendo precisos tenían un cuerno sobresaliendo de su frente. Ellos de igual forma eran atrapados cuando salían del hielo para respirar. Dependiendo de la región hasta cazaban osos polares, conejos o renos.

En cuanto a la cultura había aspectos que similares y otros que no. Por lo visto querer a los niños era similar en todo el mundo. Lo que más me sorprendió fue el sentido de la virtud. Cuando los hombres salían por largos periodos de caza, dejaban a sus hijos y esposas para que otros hombres los cuidaran. Después, si un esposo no regresaba de la cacería, la esposa e hijos se convertían en los de ese hombre. Sobra decir, cuando uno caza, arriesga su vida, pero era difícil de creer que una cultura como esa realmente existiera. Eso ya era lo bastante sorprendente, pero también describía que no era extraño que un esposo regresara y fuera recibido por una esposa embarazada. Tal parece que ese tipo de situaciones no eran muy importantes. Tal costumbre surgió por la creencia que los niños eran tesoros de toda la tribu.

—O al menos eso leí.

—Pensar que habría un lugar aún más frío que esta aldea.

—Sorprendente, eh.

Antes de cenar, pasé tiempo con Sieg charlando sobre los «Esquimales». Arno, quizá satisfecho tras haber tomado leche, nos estaba mirando.

—Pero, a mí no me gustaría dejar a Sieg y Arno a nadie más.

—Bueno, el mundo es muy grande.

—Aun así…

—Ciertamente no es fácil aceptar diferencias culturales.

—¿También fue difícil para ti, Sieg?

—No, ahora que lo pienso, en realidad no.

Me preocupaba que estuviera guardándose muchas cosas, pero me sentí aliviado al saber que no era así.

Mientras charlábamos, nos sirvieron la cena en la mesa.

—Gracias por esperar~

Mamá sirvió los platillos. Los días en los que Ruruporon no estaba aquí, mamá preparaba la cena del día. Cuando Sieg o yo tratábamos de ayudar, nos decía: «Déjenmelo a mí~», y nos ahuyentaba. Por lo visto no solo era Ruruporon, a otras personas tampoco les gustaba que se metieran con su cocina.

Dejé que Arno durmiera en su cuna y luego me senté.

Mamá aprendió la cocina de todos los lugares a los que iba y estaba disfrutando de nuestras reacciones. Las mujeres de la aldea también se interesaron por los métodos de cocina extranjera, por lo que mamá impartía clases de cocina una vez a la semana.

Hoy solo había platillos que veía por primera vez y mamá comenzó a explicar alegremente.

—El día de hoy tendremos ensalada de pastor turca~.

ensalada-pastor
Ensalada de pastor turca

La ensalada de pastor turca era refrescante y estaba hecha de varios vegetales de verano con un aderezo de hierbas, aceite, pimientos y jugos cítricos. Por lo visto su nombre provenía de los pastores que comían esto en los ranchos.

—Luego tenemos~ ¡sopa rustica toscana de alubia roja y carne de reno envuelta con champiñones!

rustic-soup
Sopa rustica toscana de alubia roja
carne-reno-envuelta
Carne de reno envuelta con champiñones

Las alubias rojas poseían un sabor sencillo. Sabía bien porque las alubias tenían una dulzura sutil. El platillo envuelto era de primera calidad, la capa que lo rodeaba se hacía al mezclar harina con agua y hierbas. La carne de reno y los champiñones fueron envueltos con eso y puestos en el asador. Cuando lo corté con el cuchillo, se deslizó con facilidad. Al preguntarle cómo logró para que la carne de reno fuera tan blanda, me respondió que había puesto a marinar la carne en yogurt, un producto lácteo fermentado. Al parecer este método se usaba frecuentemente en países extranjeros. También empleaban yogurt como aderezo,  éste tenía un sabor agrio que realzaba el sabor de la carne. Se trataba de un aderezo que nunca había probado antes.

—¿Qué es esto, mamá? —pregunté mientras untada una pasta oscura de un frasco. Poseía un sabor exótico, pero me gustaba bastante su textura. Como sentía curiosidad sobre lo que era, interrogué a mamá.

—Eso es puré de cannabis~

—¡¿?!

pure de marihuana
Puré de cannabis o marihuana

Escuché su respuesta mientras la tragaba y me atraganté cuando oí de qué se trataba.

—Ritz eso está hecho con el fruto, no de las hojas o el tallo. Así que no es venenoso.

—Ya-ya veo. ¡Qué sorpresa!

Al parecer el cannabis era un ingrediente común en el país de Sieg.

—¿No te gustó, Ritz-chan?

—Al contrario, está deliciosa.

Arreglé mi postura y continúe comiendo. De postre comimos frambuesas que Sieg recogió del bosque. Eran agridulces. El té herbal que mamá preparó a partir de las plantas que recolectó del bosque fue hecho a mano, aun así sabía extrañamente amargo. Lo soporté al pensar que se trataba de medicina para el cuerpo.

—Una vez más estuvo deliciosa la cena de hoy, suegra.

—Bien, bien~ ¡Me alegro que te haya gustado, Linde-chan!

Estaba un poco preocupado por vivir con mamá, pero tal parece que no habrá ningún problema. También tengo la impresión que se lleva bien con Sieg.

Luego de cenar, bañé a Arno.

Primero me bañé yo, luego le pedí a Sieg una tina pequeña para Arno. El agua en la tina tenía la temperatura perfecta para el bebé. Miruporon lo preparó. Empecé poniendo una toalla sobre mi regazo y coloqué a Arno encima de eso. Primero lavé su cabello, luego su cuerpo, manos, pies y espalda. ¿Te da cosquillas~? Cuando pregunté eso, se rió. Por último, cuando lo metí a la tina, parecía tan cómodo y encantado que yo también sentí que sanaba.

Pensé que ya se había calentado lo suficiente y lo levanté. Lo sequé apropiadamente con una toalla y lo vestí con ropa que había sido calentada de antemano.

—¡Sale un bebé calientito!

—Buen trabajo.

Le entregó Arno a Sieg y ella lo trasladó hasta su cuarto. Cuando salí del baño, Sieg me entregó una toalla.

—Gracias.

Sieg y mamá ya se habían bañado. En ese caso, todo lo que hacía falta era irse a dormir.

Me puse mi ropa de dormir y fui a mi habitación.

—Ah, ya se durmió Ar-chan —dijo alegremente mamá mientras le daba gentiles palmaditas a Arno.

—Ya veo.

Mamá nos dijo que también quería encargarse de Arno por la noche, pero ella no daba leche así que no podía. Ya estoy muy agradecido con que nos ayude durante el día.

Luego de eso, se alejó de la cama de Arno con decepción, nos dio las buenas noches y salió de la habitación. En su lugar, Sieg entró, sonrió un poco al ver a su hijo dormido pacíficamente y subió a la cama.

En cuanto Sieg se acercó a mí, la abracé.

—Finalmente estamos a solas.

—Sí.

No podíamos ser muy cariñosos frente a mamá, así que solo podía tocar a Sieg por la noche. Bueno, pensé que debería dejar de ser tan cariñoso con Sieg porque ahora era un padre, pero por la noche me sentía el doble de alegre porque me estaba conteniendo durante el día, por eso no creo que haya un problema, supongo.

—Creo que Arno pronto podrá dormir hasta el amanecer.

—¿En serio?

Amamantaba hasta diez veces al día. Era fácil saber ya que lloraba cuando tenía hambre. No importaba si era de día o de noche. Por eso las madres usualmente sufrían de falta de sueño. Por lo menos yo despertaba cuando Arno lloraba por un cambio de pañal.

—Es difícil criar a un bebé.

—Pero hay algo muy satisfactorio al respecto.

Sin duda. Los bebés son adorables y también es divertido ver cómo crecen.

—Podríamos tener unos cuatro hijos más.

—Ahí vas otra vez~

Jamás habría imaginado que pronto estaría rodeado por cinco hijos.

Uno nunca sabe lo que puede pasar en la vida.

DAILY DAYS NOVELS

DAILY DAYS NOVELS

<< Anterior | Indice | Siguiente >>

Yo también me sorprendí cuando supe que la marihuana se podía comer, pensé que solo se fumaba o se usaba en pomada. ¿Quién lo diría?  Las cosas que uno aprende. Mi pregunta es, ¿la mamá de Ritz solo usa el cannabis para cocinar o también para uso recreativo? ¿El país de Sieg la comerá o fumará más? Grandes interrogantes que quedaran sin respuesta.

Recuerden que mañana empieza el maratón Guadalupe-Reyes, así que permanezcan atentos a la página para que no se pierdan de ningún capítulo ;D

8 comentarios sobre “Ritz y Sieg v02-Extra 02

  1. Graias por el nuevo cap
    Por mi parte anterirormente ya habia probado el pure de cannabis, lo que me llego a sorprender ya que no esperaba que apareciera aqui, tiene un buen sabor, asi que lo remcoiendo si quieres tener una nueva experiencia en cuanto a comida (postres)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s