Reika-sama c19

Capítulo 19

Y así sin más, fui secuestrada por el automóvil de los Kaburagi, quien de inmediato demandó los resultados de mi trabajo como espía.

—¿Qué tal te fue? ¿Confío en que hiciste tu trabajo apropiadamente? Después de todo, vi que Aira entró al edificio.

Oh por Dios.

Este muchacho en verdad es un acosador. Qué peligroso.

Y tal vez, ¿también alguien con mucho tiempo libre?

—Aira-sama prometió preguntarle a Yurie-sama más tarde en mi lugar. Debería de contactarme en un futuro cercano.

En definitiva no pienso decirle que intercambiamos direcciones. Si se enterara, entonces el Emperador, ahora Acosador-en-proceso, sin duda alguna demandaría el mío también, además me enviaría misiones por correo día y noche. Así son los acosadores.

—Ya veo. ¿Dijo algo más?

Um~mm, no puedo decirlo, ¿o sí?

—¿Qué? Respóndeme.

Ugh, no me veas así. Es aterrador.

—Umm, Aira-sama dijo que «amenazar a personas indispuestas y hacer que trabajen duro por sus propios problemas de esta forma, solo hará que Yurie se enfurezca aún más».

Waa, lo dije.

Pero, esto fue lo que Aira-sama dijo, ¿entendido? No fui yo, ¿entendido?

Kaburagi pestañeó inexpresivo.

—¿Qué personas indispuestas?

Eh… ¿podría ser que este niño es un idiota? No solo un acosador, ¿sino también un idiota? Un acosador increíblemente arrogante y un idiota. En resumen, ¿un fracaso total?

—Hey. Tú. Estabas pensando en algo grosero hace un momento, ¿no es así?

—No, jamás soñaría en algo así.

¡Deja de leer mi mente!

Kaburagi me observó fijamente a la cara por un rato; sin embargo, eventualmente resopló y se detuvo.

—Bueno, como sea. ¿Cuándo se pondrá en contacto Aira contigo?

—No sabría decirlo. ¿Tal vez el lunes?

—¿Cómo te contactará? ¿Irás a la sección de secundaria para preguntarle?

—Ummm… ¿buena pregunta?

¡Me golpeó donde dueleeee!

—Qué carajos. Entonces, ve y averígualo. Ahora qué. ¿Esperaras aquí hasta que la lección de Aira termine?

No bromees conmigo. ¿Por qué tengo que hacer tanto?

—No. En ese caso, iré a preguntarle el lunes a Aira-sama.

Por ahora, evitemos el problema con esto.

—¿Umm? Está bien, entendido. El lunes, ¿cierto? Será mejor que no lo olvides.

—Sí. Comprendo.

¿Ya me puedo ir a casa?

—Oh, cierto. ¿Tienes móvil?

—No.

Cuando mientas, no veas por ningún motivo arriba a la derecha. Eso fue lo que Oniisama me enseñó.

—¿En serio?

—Eso decidieron mis padres.

Kaburagi me está mirando con sospecha. Oh, cierto. Este tipo puede leer la mente. Tranquilízate, tranquilízate.

—¿Ya puedo retirarme? Mi chófer se preocupará.

Me gustaría irme antes de que meta la pata.

—Eh, aah, sí. Pues bien, el lunes será.

—Sí.

En el instante en que salí del carro de los Kaburagi, como si acabara de recordarlo, Kaburagi añadió:

—Por cierto, ¿quién era esa “persona indispuesta” que mencionaste antes?

Mostrándole una sonrisa como la de Enjou, declaré:

—Esa sería yo, desde luego. Ahora bien, gokigen’yoh, Kaburagi-sama.

Dejando atrás a un Kaburagi con la boca abierta, caminé hacia el auto de mi familia.

 

Lo dije. ¡Lo dije!

…Pero, ¿qué voy a hacer si quiere vengarse después?

 

 

 

Oniisama vendrá tarde a casa el día de hoy, así que cena solo con mis padres. Fue entonces que la bomba cayó.

Otousama estaba sonriendo de buen humor cuando preguntó:

—Sagami me comentó que el día de hoy Masaya-kun del clan Kaburagi fue hasta tu escuela de inglés para verte.

¡GEHHHHHHHHHHHHHH!

Me preguntaba porque parecía estar de buen humor; ¡pero, ¿ese era el motivo?! Sagami es el nombre del chófer que me recogió. Él fue por mí, entonces el motivo por el que no me salvó cuando fui secuestrada por el carro de algún desconocido fue porque sabía quiénes eran. Y luego fue y se lo reportó a mis padres, eh.

—¿Cuándo se volvieron tan cercanos ustedes dos? Papá no tenía idea.

—No, Otousama. Prácticamente nunca hablo con Kaburagi-sama.

Esto no es bueno. Si no lo refutó claramente aquí, terminará en una situación dónde ya no habrá vuelta atrás.

—¿De qué hablas? Ese Masaya-kun se tomó la molestia de ir a verte, ¿no es así? ¿Podría ser que le agradas?

¡Uwaah, qué malentendido tan impensable! Otousama está soñando totalmente.

—Imposible. ¡Declarar cosas como esa será una molestia para Kaburagi-sama, así que por favor, nunca vuelvas a decir algo así!

Hasta ahora, Otousama había estado esperando ambiciosamente que me casara con Kaburagi. Para empezar, eso fue lo que sucedió en el manga. Aah, ¿qué hago? ¡Si tan solo Oniisama estuviera aquí!

—¿Por qué te estás irritando tanto, Reika?

—¡Porque estás teniendo extraños malentendidos, Otousama!

Esto es malo. Puedo escuchar las pisadas de la bancarrota que se acercan. ¿El rol de ser totalmente avergonzada en una fiesta de compromiso? ¡Definitivamente no lo quiero!

—Ya, ya, querido. Reika todavía está en una edad donde se avergüenza de estas cosas, así que seamos más delicados sobre estos temas.

Okaasama lo detuvo con gentileza. A pesar de eso, incluso ella me está mirando con expectación. ¡Por favor, denme un respiro~!

¡Todo esto es culpa tuya! ¡De ese Kaburagi Acosador!

 

 

Deseando desahogar estos sentimientos, ataqué a Oniisama cuando regresó de la escuela de preparación.

—Y entonces, Otousama y Okaasama están teniendo un terrible malentendido. ¿Qué debería hacer, Oniisama?

Lamento tener que hacer esto cuando Oniisama probablemente esté exhausto y recién acaba de llegar a casa, pero estoy desahogando mis quejas con él.

—Si solo es un malentendido, entonces se aclarará por sí solo con el tiempo. Hablaré con ellos y me aseguraré de que no hagan nada precipitado. Más importante, ¿estarás bien sobre el tema con Masaya-kun?

Excluí que era lo que Kaburagi deseaba saber exactamente de Aira-sama. Así como la parte de que estaba siendo intimidada. No quiero que Oniisama se preocupe. La razón que no hablé sobre el problema de Yurie-sama fue porque, si bien era un acosador de verdad, no sentaría bien conmigo que fuera esparciendo detalles sobre la vida amorosa de alguien más.

—Creo que estará bien.

—Eso es bueno, entonces.

Oniisama acarició mi cabeza. Aaah~ Charlar con Oniisama realmente me tranquiliza~.

—Dime, Oniisama.

—¿Qué sucede?

—¿En el futuro heredarás el Corporativo Kisshouin, Oniisama?

—Bueno, sí, supongo.

—Por favor, asegúrate de ser honesto en tu administración, ¿está bien?

—¿Qué demonios?

¡Solo mi sincero Oniisama puede detener la ambición de Otousama! Te lo suplico, Oniisama, protege mi pacífico futuro.

DAILY DAYS NOVELS

<< Anterior | Indice | Siguiente >>

Pobre de Reika, tiene detrás de ella un acosador arrogante y un papá ambicioso, menos mal que tiene un oasis en Oniisama, de lo contrario moriría del estrés.

Recuerden votar hoy por Reika-sama en la fan page de OSU. Si logramos pasar a la siguiente habrá un capítulo extra de Reika. La votación solo estará abierta hoy 10 de junio, así que apoyen esta grandiosa web novel ;D

 

Anuncios

10 comentarios sobre “Reika-sama c19

  1. Pobre reika :’v, se debe estresar de un acosador y de unos padres que piensan en ellos, bueno menos mal que tiene a su oniisan o sino como estaría su mente haora mismo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s