Reika-sama c14

Capítulo 14

Durante las vacaciones de verano hay una problemática reunión de familiares. Naturalmente, todos traen a sus hijos o, mejor dicho, a veces creo que lo único que tienen son niños; pero, entre esos niños se encuentra mi enemiga natural.

—¡Taka-niisama~ te extrañé!

Quién abrazaba a mi Oniisama era la hija de la hermana menor de papá y una niña un año más chica que yo, Kotou Ririna. En otras palabras, mi prima.

—Riri quería verte toooodo este tiempo; pero, ¿por qué no visitaste a Riri, Taka-niisama?

—Verás, estaba ocupado con la escuela.

—Eeeh~ ¡Pero Riri quería verte! ¡A cambio, te quedarás con Riri todo el día! ¿Entendido?

—Sí. También con Reika, ¿está bien?

Ririna finalmente miró en mi dirección, luego de ignorarme el 100% de este tiempo.

—Aaah, Reika-san. Con que estabas aquí.

—Gokigen’yoh, Ririna-san.

Desde luego que estaba. ¡Justo a un lado de mi Oniisama! ¿Acaso no me empujaste a propósito cuando saliste corriendo para abrazar a mi Oniisama?

Maldición~ ¡Esta niña no es nada linda!

Ririna es hija única y por lo visto quiere un Oniisama; por eso, siempre se aferra a mi Oniisama. Dicho sea de paso, al parecer no necesita una Oneesama (yo). ¡Humph!

—Hey, Taka-niisama. Charlemos por allá. Riri tiene muchísimas cosas que quiere contarte.

Tras decir eso, se llevó a mi Oniisama lejos. Como se habían robado a mi Oniisama, de repente me quedé sola.

Cuenta hasta diez, cuenta hasta diez. Soy una mujer madura. Soy una mujer madura. Es infantil molestarse por una niñita egoísta. Además, solo será por hoy, así que no importa. Yo te lo estoy prestando a ti. ¡A mi Oniisama!

—También ven tú, Reika.

Oniisama se giró para llamarme.

¡Waa~ah, Oniisama!

Mi enemiga mostró una gran habilidad al elegir un sofá para dos personas y asegurar la posición junto a mi Oniisama. El tema de conversación giró completamente sobre la fanfarronería de Ririna. Sobre los lugares a los que ha ido, las diversas cosas que ha comprado, cómo fue elogiada en un recital… Y mi amable Oniisama la escuchó con una sonrisa.

—Honestamente, Riri deseaba ir a la misma escuela que tú, Oniisama. De esa forma, podríamos haber estado juntos.

Uno de los requisitos para ser admitido en la sección de primaria de Suiran es vivir en un lugar a menos de una hora de distancia, gracias a eso Ririna no pudo entrar. Sinceramente, estoy aliviada por eso. Odiaría por completo tener que ir a la misma escuela que ella.

Luego de eso, la fanfarronería de Ririna continuó. Claro está, ignorando por completo mi existencia.

La primera vez que conocí a Ririna pensé en llevarme bien con mi prima más joven. Sin embargo, en el instante en que me vio, me catalogó como un obstáculo y su enemiga, así que me rendí en llevarme bien con ella desde el inicio.

Aah, estoy siendo totalmente ignorada y rechazada. Por lo menos no respondo cuando está buscando una pelea; pero, no puedo evitar que las chispas vuelen en silencio cada vez que cruzamos la mirada.

Con su apariencia gentil y refrescante, aunada a su personalidad amable, naturalmente mi Oniisama también es popular entre los otros niños de nuestros familiares. Así que los niños comenzaron a reunirse paulatinamente a su alrededor y el humor de Ririna descendió en picada. Luego, comenzó a fulminar con la mirada por todas partes. Entre ellos había familiares lejanos de secundaria y preparatoria, quienes eran las mayores rivales de Ririna.

Había algunas que genuinamente soñaban con mi Oniisama, pero algunas de ellas también pudieron haber sido instigadas por sus padres, ya que parecían que estaban apuntando a convertirse en la esposa del heredero de los Kisshouin.

—Ha pasado un tiempo, Takateru-sama. ¿Te acuerdas de mí?

—Desde luego, Katsumi-san.

—Yo también he esperado verte con ansías, Takateru-sama.

—Ya veo. Muchísimas gracias, Maya-sama. Al parecer te va bien.

—¡Oye! ¡Estaba hablando con Taka-niisama! ¡No interrumpan!

Ririna se aferró al brazo de mi Oniisama y les ladró.

—Veo que sigues igual que siempre, Ririna-san. No molestes demasiado a Takateru-sama.

—¡Eh! ¡No hay forma de que Riri esté molestando a Taka-niisama! ¡Taka-niisama ama a Riri! ¡No digan lo que se les da la gana! ¡Váyanse de una vez!

Ririna realmente se molestó. Al final, pudieron haberla ignorada como los disparates de una niña; pero, todos encontraban más o menos problemático su comportamiento egoísta y, la gran mayoría la consideraban irritante. Tomando en cuenta que Ririna con frecuencia trataba de monopolizar al preciado Oniisama, a menudo se enfrentaba con las chicas mayores que no retrocedían.

—Takateru-sama no entiendo una parte de mi tarea de verano. ¿Podrías explicarme, por favor?

—¿Eeeh? ¡Pregúntale a tu tutor o ve a una escuela de curso intensivo!

—Nadie te habló a ti. ¿No está bien, Takateru-sama?

—Um~mm, bueno, solo un poco está bien. Supongo que lo haremos junto a todos los demás que tengan problemas.

—¡Taka-niisama!

—¿Tú no tienes tarea, Ririna-san? En ese caso, tal vez deberías ir a leer un cuento con dibujitos por ahí.

—¡¿Qué quieres decir?! ¡Ya soy mayor para leer cuentos con dibujos!

Los niños más pequeños estaban aterrados por su pelea, así que los llamé y jugamos con algunos juguetes que prepararon con anticipación.

Las peleas entre mujeres son terroríficas, así que me retiré de inmediato de las líneas delanteras. Tú puedes, Oniisama.

Pues bien, ¿deberíamos jugar algo sencillo como las cartas?

—Tranquilízate, Ririna. Puedes quedarte a mi lado, pero solo si te comportas, ¿entendido?

—¡Pero Taka-niisama! ¡Tú eres el Taka-niisama de Riri! ¡¿Por qué tenemos que convivir con esta gente?!

Por lo visto, Ririna no pudo soportar el hecho de que no podía monopolizarlo.

—¿El Taka-niisama de Riri, dices? Takateru-sama tiene una apropiada hermana menor y es Reika-sama. Takateru-sama es el Oniisama de Reika-sama.

Ah~, las palabras tabú.

Tras escuchar la cosa número uno que no quería que le dijeran. Ririna tembló con mortificación, luego, por algún motivo me dirigió una mirada asesina.

Alto, alto, si yo no fui quien lo dijo, ¿sabes?

—¡Definitivamente no las perdonaré! ¡Las acusaré con Okaasama!

Después de gritar eso, Ririna salió corriendo de la habitación con el rostro de un brillante rojo y los ojos llorosos.

—Hablaré con Ririna; así que, por favor, pueden ir estudiando todas primero —dijo Oniisama y fue tras Ririna. Todas las personas que se quedaron comenzaron a quejarse enseguida.

—¿Qué le pasa a esa niña? Incluso el egoísmo debería tener sus límites.

—Está siendo malcriada porque Takateru-sama es amable.

—¡Cada vez que pasa algo que no quiere, de inmediato cree que puede ir a contarle a sus padres!

Fue una explosión de descontento porque Ririna se robó su tan esperada oportunidad para acercarse a Oniisama.

—Con esa niña tratando a Reika-sama como una enemiga, hasta Reika-sama debe estar molesta, ¿cierto?

—Así es, tienes razón. Justo ahora estaba claramente ignorando a Reika-sama, ¿no es así?

Ugh, dirigieron la conversación hacia mí.

—Bueno, de ningún modo viene de visita todos los días, así que en lo personal no le prestó atención. Ririna-san debe sentirse sola por ser hija única.

Por si acaso, di una respuesta segura. Si me uno a ellas y hablo mal de Ririna ahora, probablemente será un dolor de cabeza después.

Aunque las chicas parecían inconformes por no haberme unido, incluso sin mí, iniciaron un gigantesco festival de Hablemos Mal de Ririna.

Qué miedo.

Ririna es más joven después de todo; por eso, sinceramente debería tratar de persuadirlas para que se detengan, pero, no importa que tanto lo piense, no se me ocurre ningún punto bueno sobre ella. Por lo tanto, pretenderé que no escucho nada.

Exactamente por esto, las reuniones familiares son tan extenuantes.

DAILY DAYS NOVELS

<< Anterior | Indice | Siguiente >>

Reika, linda, no creo que seas la única que odia las reuniones familiares. Por suerte, nadie mando a sus hijos a conquistarte, así que tienes un problema menos. Pobre de Oniisama.

7 comentarios sobre “Reika-sama c14

  1. Aunque no tendra de rival a la heroina, tendra que soportar a la prima
    Gracias por el cap

    Pd: te agradezco mucho por decirme lo de la app de wordpress. Te adoro~

    Me gusta

    1. Y creo que la prima es mil veces más peligrosa que la heroína.

      PD: La app de WordPress es muy conveniente, incluso puedes leer entradas sin necesidad de tener conexión a Internet. Yo también la adoro y por eso la recomiendo

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s